Situación actual

La búsqueda del Santo Grial: El Talento

“El talento no es un don celestial, sino el fruto del desarrollo sistemático de unas cualidades especiales”

José María Rodero

Muchas empresas son las que, por activa o por pasiva, están enfrascadas en la búsqueda del talento para sus organizaciones. Pero, en primer lugar, será necesario definir que es el talento para posteriormente, poder encontrarlo. La palabra talento deriva del latín “talentum”, y hace mención tanto a la capacidad de entender como a la aptitud que muestra una persona para desempeñar una tarea con éxito. Aunque esta definición es muy generalista.

Lo que hacen las empresas en realidad, es definir lo que es el talento para ellos y, durante los procesos de selección, tratan de encontrar ese Santo Grial para la organización. Dependiendo del sector de productividad, la búsqueda de talento en una persona puede ser muy específica, y, lo que se considera una persona con talento para una empresa, puede que no signifique lo mismo para otra.

Por ejemplo, en una start up, puede que la búsqueda de un Talento se defina como una persona recién graduada, con ambiciones por conocer todo tipo de lenguajes informáticos y que tenga esa chispa por seguir aprendiendo y desarrollándose en su campo. Con idiomas y que no le asuste tener que viajar a Londres con tal de promocionar su empresa. Pero en una empresa de Marketing, alguien con talento puede significar una persona con inquietudes creativas, que le guste la fotografía y que maneje diferentes programas de diseño.

Dentro de sus propios campos, las personas con Talento presentan características muy deseables para otras empresas, lo que, en muchas ocasiones, los Talentos pueden permitirse elegir continuamente mejores condiciones entre empresas, entrando en una constante guerra de pujas. Por lo que, será fundamental para la empresa que ha invertido tiempo y dinero en encontrar al Talento, el saber también cómo retenerlo. 

Para ello, será muy importante saber ofrecer planes de formación para que el Talento pueda seguir capacitándose dentro de su entorno laboral y ofrecer buenas condiciones laborales. Si no se puede ofrecer un salario más alto que la competencia para retener al Talento, a veces, es suficiente con ofrecer un buen ambiente laboral o compensarlo con beneficios sociales. Es importante también controlar la tasa de absentismo y la tasa de rotación, que preferiblemente, esta no deberá de superar el 5 % para que la organización no informe de importantes pérdidas. Esto permitirá saber si las personas tienen pertenencia por la empresa, motivación y mantienen niveles adecuados de productividad.

La búsqueda del talento es un santo grial particular con el que se debaten las grandes empresas a la hora de buscar a nuevos empleados.  Sobre todo, aquellas organizaciones más centradas en sectores de tecnología e innovación.  

Saber encontrarlo es difícil, pero aún más difícil es saber retenerlo. Conseguirlo, supone nada más y nada menos, el futuro para la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *